Una de las cosas más bonitas del mundo de las manualidades es la gran cantidad de materiales, herramientas y técnicas de las que dispone para que podamos llevar nuestra creatividad y gusto lo más lejos posible. En el artículo de hoy os hablaremos de una técnica que nos ofrece un toque “vintage”, muy popular y con grandes posibilidades: el découpage.

gelatos-de-faber-castell

Se trata de una técnica decorativa en la que decoramos superficies con telas y papeles recortados, las cuales se fijan después a la superficie mediante un barniz, con un acabado parecido al de una pintura. Entre las superficies en las que podemos aplicar esta técnica están la madera, cerámica, plástico, metal, vidrio, cera… lo que la convierte en una técnica muy versátil y perfecta para darle un encanto especial a cualquier elemento de nuestra casa, crear regalos exclusivos, enriquecer tus obras artísticas, etc. Para la imagen que se “transfiere” se pueden utilizar diferentes materiales, aunque la más popular y mejor de todas es utilizar servilletas de papel para imprimir las imágenes, ya que su delgadez hace que requiera muchas menos capas de barniz para queda completamente integradas en la superficie.

Según el tipo de superficie en la que queramos realizar el découpage, necesitaremos utilizar técnicas diferentes, pero el proceso general es muy parecido:

– Primero limpiaremos la superficie que vamos a decorar, para que no se queden después partículas indeseadas adheridas a la misma, o porque así será más fácil que nuestra imagen “agarre” en la superficie. Ahora recortamos o preparamos la imagen que vamos a transferir.

– Ahora aplicaremos el pegamento en la superficie elegida, rebajando primero el pegamento con agua para hacerlo más fluido. Uno de los mejores barnices que se pueden encontrar en el mercado, con el que los resultados suelen ser óptimos, es Mod Podge, un producto que funciona como sellador, pegamento. y barniz.

– Una vez hecho eso ya podemos empezar a pegar el papel, la tela o lo que utilicemos sobre el pegamento. Es muy importante hacerlo con cuidado para que no queden grumos ni burbujas, sino completamente liso. Te puedes ayudar con una regla, una espátula o una tarjeta de crédito, pero con cuidado para no romper el papel. Una vez hecho eso se deja un mínimo de 8 horas a secar.

– Entonces aplicamos una segunda capa de barniz o Mod Podge y se vuelve a dejar secar. Se puede repetir este paso las veces que se crea necesario, teniendo en cuenta que el efecto es mejor si se consigue con el menor número posible de capas.

– Como truco interesante para que el papel o te quede mejor integrado, se puede intentar lijar los bordes para igualarlos a la superficie, siempre con gran cuidado.

Como se puede ver, es más fácil de lo que parece realizar esta técnica tan versátil y en la que podemos utilizar tanto motivos vintage como otros más modernos, y prácticamente sobre el objeto que queramos. Esperamos que esta introducción al découpage os haya resultado útil.

Escrito por La Tienda de las Manualidades
La experiencia y la práctica que disponemos, gran parte a causa del bagaje derivado, de todos aquellos cursos que damos al público en nuestras instalaciones, sobre restauración, pintura, y manualidades.